versión PDF

Las llamadas revueltas del hambre: el proletariado en lucha

La contradicción entre las necesidades humanas y las necesidades del capital, (de la ganancia capitalista), es cada vez más aguda en todo el mundo. Las criminales tejes y manejes de bolsas y mercados, el calendario cínico y asesino de los planes de ajuste estructurales, significan para nuestra clase cada vez más miseria, privación, envenenamiento cotidiano y generalizado. La catástrofe del capital se acelera y ¡es siempre nuestra clase la que paga la cuenta!

El capital nos ha desposeído de todo para obligarnos a trabajar

Cuando no tiene más necesidad de nuestra fuerza de trabajo, nos hace reventar

El capital mata y no tiene otra cosa que ofrecernos

Pero el proletariado no traga eternamente la brutalidad creciente de los múltiples ataques contra sus condiciones de vida. Estas últimas semanas, en decenas de países, nuestra clase tomó la calle, reapropiándose de medios de vida y enfrentando al estado.

Frente a esta reacción humana, la socialdemocracia deplora los saqueos y revueltas “sin salida”. En nombre de la salvación del planeta, nos predica la austeridad, la abnegación y la sumisión. Denuncia tal o cual “efecto perverso del sistema” y retoma el viejo mito del maltusianismo de la “sobrepoblación mundial” buscando así encerrarnos en sus elucubraciones y proyectos de regular o crear impuestos a la ganancia para así hacer “más humana” la barbarie capitalista.

Hoy, en todos los rincones del planeta, los proletarios revientan, por el ataque generalizado contra el “poder de compra”. Sin embargo la resignación, la aceptación socialdemócrata del “mal menor” prevalece hoy en día: lo peor no estaría pasando aquí y ahora, sino como siempre afuera, más lejos, en el otra parte del mundo considerada “más pobre”, “más explotada”...

Con el indispensable apoyo de los idiotas útiles, de los ciudadanos dóciles que votan y clasifican la basura, de los espectadores que hundidos en el diván frente a sus televisores derraman, quizás, una lágrima furtiva por “la violencia y el hambre en el mundo” entre dos resultados electorales o deportivos, la burguesía puede aún mantener las luchas de nuestra clase en el aislamiento y restablecer su paz social ¡asesinando impunemente a nuestros hermanos de clase en lucha por las más elementales necesidades humanas!

Reventar o luchar, no hay otra alternativa para el proletariado

Apoyemos a nuestros hermanos de clase en lucha, luchemos en todas partes contra la explotación

Revueltas del hambre-Revueltas en los suburbios... son nuestras luchas

Nuestro enemigo, el capital, es el mismo, en todas partes del mundo

¿Este sistema esta enfermo? ¡Qué reviente!

Grupo Comunista Internacionalista - Abril 2008

BP 33- Saint-Gilles (BRU) 3 - 1060 Bruxelles - Belgique (importante, no mencionar ell nombre del grupo)
email: icgcikg[at]yahoo.com - nuestras revistas en internet: http://www.geocities.com/icgcikg/
Compañeros este volante es una expresión de nuestra clase en lucha, ¡difundidlo!